La Academia de Innovación Política en Guatemala

La Academia de Innovación Política comenzó en el mes de junio una nueva cohorte del Diplomado en Innovación Política con jóvenes de las distintas regiones de Guatemala, provenientes de diversas organizaciones, colectivos e iniciativas, entre mujeres y hombres con espíritu creativo y con su mirada puesta en la transformación de sus localidades a través de acciones innovadoras.

Dimos apertura a esta gran experiencia formativa con un encuentro presencial en la Ciudad de Guatemala, donde compartimos las experiencias e hicimos la introducción a la plataforma virtual de la Academia. Un encuentro de dos días, donde generamos ideas al rededor de la democracia guatemalteca y nos inspiramos con quienes se han atrevido a generar transformaciones, como JusticiaYa! y Red Ciudadana, iniciativas innovadoras desde las redes sociales, los datos y la manifestación pacífica en plazas y calles para exigir cambios institucionales profundos. Una demostración de ello, fueron las protestas del 2015, que marcaron un antes y un después para la juventud guatemalteca. Todos aquellos esfuerzos hay que recogerlos y potenciarlos ahora.

Durante el evento tuvimos la oportunidad de conocer las acciones que están desarrollando  los y las jóvenes desde las distintas iniciativas en los territorios, para enfrentar lo que limita su participación e incidencia en las decisiones que afectan sus vidas, buscando una transformación de esas condiciones que imposibilitan la construcción de sus identidades y su identificación con nuevos referentes de la cultura y la política nacional y regional.

La experiencia con la Academia de Innovación Política ha generado nuevos retos para sus formas de entender la formación, pero se convirtió en una nueva posibilidad de encontrar caminos para sus ideas y estructurar proyectos que las lleven a realidades concretas. Entender cómo se ha transformado la democracias, cómo es que se ha vivido en la región, preguntarse y cuestionarse sobre ella en su ámbito local y nacional, tuvo inquieto al grupo y con expectativas en lo que seguía.

Nuestro Segundo encuentro presencial en el mes de julio tuvo como lugar de encuentro a Panajachel, población ubicada a unas 4 horas de Ciudad de Guatemala, a orillas del lago Atitlán. Allí el grupo de jóvenes, del que hemos denominado el #dipguate, comenzó a prototipar sus proyectos con la metodología Feeling y por eso contamos en esta ocasión con la presencia de su creador, Javier Arteaga, quien compartió durante dos días con los y las jóvenes, para aclarar todo lo relativo a las fichas de construcción metodológica, además del tipo de información que deben contener.

Experiencias como “ponle fuego a la política”, un espacio para que jóvenes se junten de manera simultánea en toda Guatemala, al rededor de una fogata para volver a lo esencial de la democracia: el diálogo y, así, generar un nuevo ambiente al rededor del significado de la política y el compromiso que deben asumir como jóvenes. Además, una escuela rodante que funciona con un bus que transporta personal para capacitar gentes en historia, artes y política, en espacios rurales apartados. Una feria para que padres de familia que, hasta ahora limitan la participación de muchos jóvenes rurales, para que conozcan y se familiaricen con el modo de vida de los jóvenes y así sensibilizarlos sobre la importancia de abrir espacios en las comunidades para que participen activamente de la vida política local.

Finalmente, para dar cierre al Diplomado en Innovación Política nos reunimos en la ciudad de Antigua, Guatemala, con los y las 36 estudiantes de 12 municipios del país (17 hombres y 19 mujeres), quienes desarrollaron 19 nuevos proyectos de Innovación Política, que pretenden transformar condiciones de las democracias en sus localidades, con el fin de ir generando acciones que contribuyan agrandes cambios sociales y políticos en Guatemala.

Además de la entrega de los diplomas, abrimos espacios para el debate sobre temas como las brechas urbanas y rurales, la desigualdad, los nuevos proyectos políticos, las iniciativas desde la sociedad civil y el arte, como posibilidades de compartir, generar conocimiento, construir nuevas formas de relación con la política y los escenarios para la incidencia. Así que fue que llegaron al espacio Samuel Pérez Álvarez de Moviminento Semilla, Walter Corzo de Jóvenes Contra la Violencia y Daniel Perera de Paraíso Desigual.

Fueron días de compartir, co -construir y pensar las acciones que generarán los cambios que requiere de manera urgente Guatemala y esta es la generación que tiene ese gran reto.