Activistas de Caracas conversaron sobre estrategias de mediación y redistribución del poder en contextos de conflicto

  • Encuentros
Foto portada Caracas

Foto cortesía LaboCiudadano

El pasado viernes 25 de octubre Asuntos del Sur, la Academia de Innovación Política y el Labo Ciudadano llevaron a cabo el segundo encuentro presencial en Caracas para participantes del curso Estrategias y herramientas de resiliencia en contextos políticos violentos. Contaron con la participación de Katherine Torres, quien dio ejemplos de cómo la sociedad civil ha impulsado procesos de mediación en estratos medios y de base en la política colombiana. Katherine es abogada y actualmente es directora de la Fundacion CIPAZ – Ciudadanía Integral para la Paz.

En su intervención, Torres paseó a lxs asistentes sobre la importancia de la mediación como herramienta para transformar y resolver conflictividades determinadas, y cómo esta herramienta forma parte clave de la infraestructura para construir la paz, apoyándose en el diálogo como herramienta formal para trabajar en soluciones sobre los problemas que tienen las colectividades. El diálogo, dijo, “tiene distintas características, y no se debe esperar que sea siempre espontáneo. El diálogo es, en síntesis, exponer de manera transparente lo que cada parte está pensando, y una vez hecho esto, trabajar desde allí”.

Foto cortesía LaboCiudadano

De acuerdo a lxs diferentes líderes sociales que asistieron al encuentro, la conversación en Venezuela y la región se centra en el conflicto, lo político polarizante atraviesa todos los espacios y la manera de valorar las intenciones de las partes en conflicto es a través de esas diferencias que nos mantienen alejadxs. ¿Cómo dejamos de ser bloques chocando, para convertirnos en membranas que conecten diferentes polos?

Ante esta pregunta, Katherine Torres dio herramientas para generar diálogos eficientes. Éstas incluyen: 

  • La voluntad de las partes para establecer acuerdos mínimos de confianza
  • Elaboración de acuerdos mínimos que sostengan la confianza generada y la fortalezcan en el camino, lo cual pasa por conocer y valorar las identidades, necesidades y condiciones de cada parte involucrada en el conflicto
  • No todas las personas tienen capacidades para el diálogo y no se debe esperar que así sea, es por eso que todos los actores involucrados en el diálogo necesitan ser habilitados para ello: deben construirse las capacidades en las partes para el proceso
  • Equilibrio y transparencia entre las partes convocadas al diálogo: el proceso debe ser transparente para todas las partes convocadas, cada proceso de diálogo necesita pasar por aclarar todos los roles dentro del diálogo (actores, convocatoria, metodología, temas), lo que permite establecer las garantías para que el proceso ocurra.
Foto cortesía LaboCiudadano

Ante la pregunta ¿cómo establecer el factor común que nos identifica como nación, que nos permita generar un diálogo eficiente?, Torres respondió: «Solemos crear identidades fragmentarias que obedecen a nuestros intereses por sectores. Construir una identidad país requiere partir del reconocimiento de las diversidades que somos y de un nosotros superior que nos identifica a todos como venezolanos o colombianos. Es importante facilitar dinámicas incluyentes de identidades culturales que se confrontan. Ser constructor de paz es un desafío enorme porque hay que dejar a un lado nuestras construcciones ideológicas para entenderse como parte de un todo”. Éste es el reto para Venezuela y lxs venezolanxs. 

Relatoría: Laboratorio Ciudadano de NoViolencia Activa, Caracas, Venezuela

También podría interesarte